Belleza desamparada


Hace ya muchos años siendo aun un niño, en una de mis salidas en bicicleta descubrí “los pinares de Liencres”, automáticamente este rincón se convirtió en un lugar permanente de mi propia existencia.

Son muchas veces las que de una forma u otra he tenido el privilegio de vivir este entorno, si bien en un principio me parecía un lugar de belleza, misterio, libertad, etc. es ahora cuando percibo como el desamparo de esa belleza, lo está convirtiendo en un lugar triste, lleno de angustia, que hace que su interior se torne impenetrable. Paradójicamente para sentir esa impenetrabilidad debo de encontrarme en su interior, ya que desde fuera y de forma engañosa, sigo percibiendo las mismas sensaciones de belleza y misterio que al principio.

Estas palabras junto con la serie de fotografías que titulo “Belleza desamparada”, título que viene a simbolizar mi sentimiento de angustia y tristeza, ya que algo se encuentra en desamparo cuando está abandonado y olvidado y ese algo necesita y pide ayuda, sirven para manifestar mi necesidad de expresarme sobre este entorno.

Por tanto que dichas fotografías sean un símbolo de la belleza, el misterio, la supervivencia, la muerte, el desasosegante principio sin fin, la esperanza y la vida, que yo encuentro en un espacio lleno de belleza desamparada, en un lugar que descubrí y que paso a formar parte de mi, en “los pinares de Liencres”.